Puente viejo

Puente viejo

Es uno de los elementos más emblemáticos del pueblo. Durante siglos, este puente de piedra ha sufrido al menos tres o cuatro reformas (la última en 1961), sustituyendo al viejo puente levadizo de madera que existía ya en 1330.

Los barcos que iban río arriba, así como los propietarios de los animales que lo cruzaban, solían pagar un impuesto por ello a la villa.